viernes, 14 de febrero de 2014

CRUZANDO LA FRONTERA.
La Quiaca-Villazón (14-15 febrero 2014).

 
El camino recorriendo las distintas localidades del norte de Argentina nos fue mostrando la diversidad del paisaje que lentamente fue tomando un “tono altiplánico” en sus construcciones, sus paisajes y su gente. Salvo algunas excepciones nos encontramos con pequeños pueblos que trataban de vivir gracias al turismo pero al mismo tiempo gozaban de una inmensa riqueza cultural que cuidar. Al llegar a La Quiaca el panorama era algo distinto: muy cercana al Paso Internacional con Bolivia en esta ciudad se podía apreciar una intensa actividad económica en sus frías calles, donde muchas personas cruzaban por el día a Villazón para realizar compras de diversos artículos a precios muy económicos(algunos compañeros hicieron lo mismo, destacando Rodrigo que compró un equipo de sonido con “Hi5”). Contrastando con el frenético ritmo fronterizo, en las calles más alejadas la vida transcurría a paso sereno quizás como consecuencias del intenso sol, pasividad que se transmitía a servicios como internet que era escaso y extremadamente lento, lo que comprobamos con Pablo cuando arrendamos un equipo y no pudimos cargar página alguna a pesar que estuvimos cerca de 30 minutos frente a la pantalla.


Luego de hacer noche en la ruta, preparamos las cosas y fuimos hacia nuestro primer paso fronterizo a bordo de Wayra. El primer intento fue fallido debido al requerimiento de tener todos los vidrios marcados con la patente del bus, por lo que nos tuvimos que devolver y buscar alguien que nos solucione el problema de manera rápida. Preguntando a la gente local, llegamos donde un señor que aceptó realizar el trabajo. Con todo listo, volvimos al paso internacional donde esta vez no hubo problemas y Wayra logró cruzar su primera frontera, mientras nosotros de manera individual y como si no viajáramos en el bus, sellábamos nuestros pasaportes. Sin entender el motivo, a Giovanna y mí persona(los únicos chilenos) nos permitieron una estadía menor que nuestros compañeros(solo 30 días).


No hay comentarios:

Publicar un comentario