lunes, 3 de febrero de 2014

SINTIENDO EL CALOR.
Norte de Argentina (03-09 febrero 2014).


Luego de pasar un día en la asfixiante localidad de Frías donde la ropa de secaba casi inmediatamente terminado el lavado, seguimos rumbo al pequeño pueblo de Acheral, tierra de origen de parte de la familia de nuestra compañera Patricia. En estrechas calles con pequeñas construcciones de material ligero Wayra avanzaba lentamente ante la atenta y curiosa mirada de la gente local que nos daban la bienvenida, a quienes respondíamos con un saludo por las ventanas mientras se intentaba dar con el hogar del pariente de nuestra compañera. Finalmente llegamos a destino, por lo que estacionamos el bus cerca del lugar frente a una cancha de fútbol y un pequeño bar perteneciente a don Raúl, donde nos instalamos a beber la cerveza local(bien helada y de gran calidad) para refrescarnos y compartir con la comunidad. En la tarde, se organizan talleres con los niños del lugar en una plaza y se jugó un partido de fútbol, actividades que se vivieron intensamente y nos permitieron sentir la calidez de la gente local, dejando un gran recuerdo a pesar de nuestra corta estadía.
 

Continuamos nuestro recorrido hasta llegar a un camping en San José de Metán(generalmente llamado simplemente Metán) donde pasamos la noche compartiendo en torno a un buen asado y se remató disfrutando “libremente” del tobogán y la piscina mientras algunas compañeras distrían al joven cuidador de turno. Fue una gran noche repleta de risas e historias bajo las estrellas. Al otro día llegamos a Salta (“la Linda”), capital de la provincia homónima, cuyo contraste con las anteriores localidades visitadas los últimos días era notorio. Estacionamos frente a una plaza a la entrada del teleférico del cerro San Bernardo, desde cuya cima tras subir más de mil escalones bajo un intenso sol tuvimos una vista panorámica privilegiada de esta gran ciudad (el esfuerzo rindió sus frutos).


Caminar por las calles del centro histórico de Salta es una invitación a maravillarse con la hermosa y bien conservada arquitectura de tiempos pasados, siendo uno de sus referentes la Catedral Basílica de la ciudad frente a la plaza 9 de Julio, en cuyo interior se encuentra el Panteón de las Gloria del Norte de la República, destacando los restos del General Martín Miguel de Güemes, símbolo de la resistencia de esa parte del país frente al ataque de los Realistas(cuya victoria para los argentinos se concretó luego de su deceso), quien es fuertemente admirado por nuestro compañero Rodrigo Orozco, quien se mostró altamente emocionado de visitar este lugar y el gran monumento ubicado en las faldas del cerro San Bernardo. Hicimos noche en una plaza(coincidemente) frente a la fábrica de la cerveza local antes de partir a San Salvador de Jujuy, distante unos 100 kms.


Frente a la plaza principal, se encuentra un edificio que alberga la primera bandera argentina, entregada al pueblo jujeño por Manuel Belgrano tras su triunfo en la batalla de Salta el día 25 de mayo de 1813 (no la pudimos ver pues el salón de exhibición se encontraba cerrado). Nos estacionamos frente a la casa de unos amigos de Marcos que nos estaban esperando, donde rápidamente se organizó un gran guiso para todos que fue acompañado por largas conversaciones, cervezas y vinos hasta altas horas de la noche.


Un nuevo día llegó y nos alistamos para trasladarnos hasta Purmamarca, última parada antes Tilcara, tierra mágica donde todo había comenzado hace un año atrás. En la ruta, hicimos una parada obligatoria para apreciar la maravilla y la majestuosidad del cerro de los Siete Colores, cuyas tonalidades se acentuaban con el imponente sol reinante y la claridad de sus alrededores. Fuimos recibidos por Diego Pont y familia. Nuevamente nos encontrábamos en un lugar tranquilo lejos de las grandes urbes, rodeado de coloridos cerros perfectos para una caminata o una escapada en bicicleta. Por la noche, fuimos a un pequeño bar donde se presentaron con gran éxito nuestros compañeros Marco(músico) y “Camilo” (personaje de clown interpretado por Gustavo).



No hay comentarios:

Publicar un comentario