jueves, 24 de julio de 2014

LLEGAMOS AL CARIBE.
Santa Marta y Buritaca (24-29 julio 2014)

En la terminal, volvemos a preguntar sobre los precios de los pasajes a Santa Marta en espera de alguna oferta de última hora, lo que lamentablemente no ocurrió y por lo tanto tuvimos que pagar un altísimo valor por el boleto a Santa Marta. El viaje de unas quince horas de duración fue tranquilo, y al bajarnos del bus en la terminal de Santa Marta, nos enfrentamos por primera vez con lo que sería nuestra realidad los próximos días: el exceso de calor y la alta humedad en el ambiente.


Bajo el sofocante calor, cruzamos la carretera y fuimos al supermercado, el cual no solo nos sirvió para comprar víveres para nuestra estadía en Buritaca los días siguientes, también nos ayudó a refrescarnos gracias al aire acondicionado con que contaba. Realizadas las compras, retornamos a la terminal y tomamos un bus a Buritaca, donde nos esperaba Angela y su familia. Llegamos al letrero que nos anunciaba la entrada a las cabañas del río Buritaca, donde debíamos tomar una moto.


Al conductor de la moto, y como no sabíamos con certeza el lugar donde nos quedaríamos, le dimos las referencias que Ange nos había entregado días antes: “ustedes dicen que van para la cabaña de doña Eva, que queda al frente de la cabaña de Don Rubén, cerca a la iglesia”. Para nuestro asombro, el conductor no sabía pero igual aceptó llevarnos, por lo que fue preguntando en el camino a la gente del sector, hasta que finalmente llegamos a destino.

Ya en casa de Angela y familia, nos instalamos y comenzamos a ver la manera de ir al Parque Nacional Tayrona y conocer los atractivos de la zona, además de bañarnos en las tranquilas aguas del río y hacer algunos intentos por entrar en el bravo mar del caribe. Llegada la noche dormimos.

En la mañana siguiente nos levantamos, caminamos hacia la carretera y luego de una pequeña espera logramos irnos “a dedo” en un camión que venía de dejar cemento en la Guájira hasta la ciudad de Santa Marta distante 50 km. Al bajarnos del camión compramos uno de los mejores helados de fruta artesanal del viaje a un vendedor que le preguntamos dónde quedaba el mercado. Dadas las indicaciones, comenzamos a caminar bajo un intenso sol, el cual luego nos haría subirnos al transporte público para llegar a destino. Al bajarnos nos dirigimos hacia la costa donde pudimos apreciar a la distancia el puerto y, al allegar a la orilla, un lanchero nos ofrece un paseo por el mar al cual primero nos resistimos por el valor de éste, pero que finalmente aceptamos cuando bajó de precio.

Instalados en la lancha y cuando ésta estaba dando sus primeros avances, ocurre algo lamentable y quizás una señal de lo que nos deparaba el resto del día: al chocar nuestra lancha con otra, la mano de una bebé que viajaba con nosotros quedó entre ambas embarcaciones, lo que le hizo algunos cortes y un profundo sangrado por lo que la llevaron a la asistencia médica del lugar. Pasado el incidente y con menos pasajeros nos hicimos a la mar. El guía nos contó sobre la actividad portuaria de la zona en torno al carbón y otro productos, además de su importancia debido a su ubicación geográfica y el calado natural que ayuda al transcurso y abordaje de los barcos. Al ser tarde, el mar estaba “picado” y en un gran tramo de viaje el bote se movía en exceso, dando la sensación que se volcaría en cualquier momento: mientras el guía se empeñaba en contarnos la historia de la isla que se veía a la distancia, muchos pasajeros no prestaban atención y miraban preocupados el avance de nuestra lancha. Felizmente nada pasó y llegamos nuevamente a tierra, donde caminamos y esperamos el atardecer, antes de emprender el regreso a Buritaca, el cual estuvo lleno de anécdotas e incidentes que les comparto en las siguientes páginas.


 TIPS DE VIAJE.

1 USD = 1850 COL. 

Pasaje Medellín-Santa Marta: 100000 col. (15 hrs).
Pasaje Santa Marta-Buritaca: 10000 col. (50 min).
Moto en Buritaca: 1000 col. 
Paseo en lancha: 5000 col. (por persona).
Cerveza:
1000 col. (lata).
Pasaje transporte en Santa Marta:
1000 col.

No hay comentarios:

Publicar un comentario