domingo, 23 de febrero de 2014

CHOLA MALA
Potosí (23-28 febrero 2014)

Potosí se encuentra a más de 4000 metros sobre el nivel del mar, siendo su altura mayor que la de La Paz, la cual está a unos 3640 metros sobre el nivel del mar. Siendo nuestra primera gran ciudad visitada en Bolivia, notamos una marcada diferencia con lo observado las semanas anteriores en Tupiza y Río Blanco: grandes construcciones principalmente de carácter religioso, hermosa arquitectura de siglos pasados, alta cantidad de lugareños, turistas transitando pausadamente producto de los estrechos pasajes, una intensa actividad económica en sus mercados y calles, todo lo anterior siendo permanentemente observado y dominado desde lo alto por el Cerro Rico, ícono de la ciudad, en siglos pasados y el presente.

lunes, 17 de febrero de 2014

EMERGENCIA EN LA RUTA
Río Blanco (17-23 febrero 2014)

Luego de inolvidables días vividos en Tupiza, localidad que nos sorprendió de grata manera, retornamos a la ruta para continuar quemando kilómetros, avanzando hacia el interior del país, con la intención de llegar durante el día a la ciudad de Potosí, la principal de esta parte del país, donde ya había estado hace un año atrás, como parte de una travesía junto a mi amigo Jaime Huincachue.

sábado, 15 de febrero de 2014

ENCANTOS LOCALES
Tupiza (15-17 febrero 2014)

Estando ya en el Estado Plurinacional de Bolivia, nombre que sustituyó al de República de Bolivia, desde el año 2009 bajo el mandato de Evo Morales, caminamos entre las ajetreadas y estrechas calles de Villazón, dirigiéndonos a la gran cantidad de casas de cambio, con el fin de obtener moneda local, que nos permita comprar comida u otras cosas menores, a un costo más bajo de los días anteriores en Argentina. Nuestra próxima parada sería la localidad de Tupiza, distante 91 kilómetros hacia al norte, pequeño lugar desconocido para la mayoría de nosotros y que eventualmente se convertiría en un punto importante de nuestra estadía en el país.

viernes, 14 de febrero de 2014

CRUZANDO LA FRONTERA
La Quiaca-Villazón (14-15 febrero 2014)

El camino recorriendo las distintas localidades del norte de Argentina nos fue mostrando la diversidad de su geografía, que lentamente fue tomando un “tono altiplánico” en sus construcciones, sus paisajes y su gente. Salvo algunas excepciones, nos encontramos con pequeños pueblos que trataban de vivir gracias al turismo, pero al mismo tiempo, gozaban de una inmensa riqueza cultural que cuidar. Al llegar a La Quiaca el panorama era algo distinto: muy cercana al Paso Internacional con Bolivia, en esta ciudad se aprecia una intensa actividad económica en sus “frías” calles, donde muchas personas cruzan por el día, a Villazón (Bolivia) para realizar compras de diversos artículos a precios muy económicos (como nuestro compañero Rodrigo que compró un equipo de sonido con “Hi5”).

miércoles, 12 de febrero de 2014

ALGO TAN GRANDE COMO EL CIELO Y LAS MONTAÑAS, Y TAN PEQUEÑO COMO UNA GOTA DE ROCÍO
Humahuaca-Iruya-San Isidro (12-13 febrero 2014)

Había llegado el día del aniversario número 161 de la fundación de mi natal Puerto Montt, cuando Wayra dejó caer sus ruedas sobre los suelos de Humahuaca, unos 45 kilómetros más al norte de Tilcara. Este lugar, formaba parte de una importante red comercial hacia el Alto Perú; Posteriormente en el siglo XIX, fue escenario de importantes batallas en la Guerra Gaucha, lo cual quedó inmortalizado en el Monumento a la Independencia, ubicado en lo alto de la ciudad.

domingo, 9 de febrero de 2014

COMIENZO DE UNA HISTORIA
Tilcara (09-12 febrero 2014)

Desde “la ciudad del desierto”, continuamos sumando kilómetros en las carreteras argentinas para llegar hasta el pueblo de Tilcara, aquel sitio donde un año atrás, aproximadamente, en pleno carnaval coincidieron en un hostal Pablo y Gabriela, quienes acompañados de un vino, compartieron sus deseos por viajar a través de Latinoamérica, conversación que se materializó siendo bautizado como América en Bus, donde cerca de una veintena de aventureros provenientes de diferentes lugar del sur del mundo nos unimos por una causa en común, que tras un año de preparativos y a casi dos semanas de viaje, llegábamos por fin al lugar donde se gestó la idea.

lunes, 3 de febrero de 2014

SINTIENDO EL CALOR
Norte de Argentina (03-09 febrero 2014)

Luego de pasar un día en la asfixiante localidad de Frías, donde la ropa se secaba casi inmediatamente terminado el lavado, seguimos rumbo al pequeño pueblo de Acheral, tierra de origen de parte de la familia de nuestra compañera Patricia. En estrechas calles con pequeñas construcciones de material ligero, avanzábamos lentamente ante la atenta mirada de las personas locales que nos daban la bienvenida, a quienes respondíamos con un saludo por las ventanas, mientras se intentaba dar con el hogar del pariente de Pato.

sábado, 1 de febrero de 2014

VAMOS DESPACIO PORQUE VAMOS MUY LEJOS
Dean Funes (01-03 febrero 2014)

Comenzábamos a vivir un sueño, eran los primeros minutos de un viaje del cual sólo habíamos sacado el boleto de ida, pero no sabíamos si existía uno de retorno. Nos convertíamos en dueños de la ruta, el paisaje nos acompañaba como cómplice de nuestro andar, y el aire refrescaba, en parte, nuestros rostros víctimas del calor. Las ruedas de Wayra avanzaban poco a poco, como anunciando el ritmo que llevaríamos a lo largo de la travesía, mientras a bordo, compartíamos de manera festiva y nos íbamos adaptando a nuestro nuevo estilo de vida. Cerca de una hora después de haber salido desde Villa Esquiu, inesperadamente, Wayra presenta la primera falla mecánica, lo que nos obliga a realizar una pausa para tratar de solucionar el problema.

LATINOAMÉRICA, ALLÁ VAMOS
Córdoba (01 febrero 2014)

El día de la partida había llegado y en pocas horas estaríamos todos juntos a bordo, viviendo nuestras primeras horas de travesía por Latinoamérica. Despertamos temprano bajo un incesante sol que nos transmitía alegría y se convertía en cómplice de la maravillosa jornada que teníamos por delante. Poco a poco fueron llegando los viajeros y viajeras, algunos solos y otros acompañados por sus familias, desde distintos lugares del país, el ambiente se iba tornando cada vez más festivo, las risas y buenos deseos estaban a la orden del día. También era posible distinguir entre la multitud, que colmó el lugar, algunos de los vecinos o colaboradores del proyecto.